LOUIS XIII utiliza las cookies que son estrictamente necesarias para el funcionamiento correcto del sitio.
Más información sobre las cookies. Asimismo, si las acepta, las siguientes cookies se utilizarán también con los siguientes propósitos:

  • Cookies utilizadas con fines de seguimiento

Elija su configuración de cookies
y acceda al sitio
Puede elegir qué cookies se guardarán en su dispositivo:

Cookies utilizadas con fines de seguimiento
Desactivadas Activadas

Para obtener más información sobre las cookies, haga clic aquí
LA GARRAFA

La garrafa de Coñac LOUIS XIII

El tiempo de LOUIS XIII siempre se ha medido en la escala más grande.

La fabulosa garrafa de cristal que hoy ostenta el nombre se inspira en una sencilla petaca descubierta en un campo de batalla en Francia hace más de 4 siglos. Hoy en día, el cristal ha reemplazado al vidrio y la antigua pieza de metal continúa viviendo en la extraordinaria creación artesanal que conocemos en la actualidad.

Si bien el cristal es símbolo de carácter excepcional y perfección duradera, es ante todo la encarnación perfecta de la visión que tenía Paul-Émile Rémy Martin del Coñac que se convertiría en LOUIS XIII: ser un icono internacional del lujo y un imponente símbolo del Art de vivre a la francesa. La garrafa Louis XIII representa plenamente esa ambición.

No existen dos garrafas LOUIS XIII iguales. Cada pieza es una verdadera obra de arte, realizada como una creación de Alta Costura, soplada a mano y numerada individualmente.

Para realizar cada garrafa, se necesita el trabajo sincronizado de 11 artesanos, quienes soplan el cristal, colocan a mano los ornamentos y revisten el cuello con oro de 24 quilates, en una coreografía simétrica que garantiza la temperatura perfecta en cada etapa del proceso.

Toque la página